Para mujeres

Para mujeres
Las mujeres tienen diferentes necesidades y pueden presentar cambios de peso y varios problemas de salud dependieindo de la etapa de la vida por lo que atraviesan.
Entre las etapas más importantes en la vida de una mujera se encuentran la adolescencia, el embarazo, la lactancia y la menopausia. Estas estpas de la vida están marcados por los cambios significativos que se prodecn en el cuerpo de la mujer.

Las mujeres y el ciclo feminino.
En la adolescencia el sistema endócrino produce muchas hormonas, las niñas se convierten en mujeres, aparece la primera menstruación y durante los primeros dos años se establece el ciclo femenino. Y desde entonces hasta la menopausia las mujeres tienen cambios hormonales cíclicos, que se repiten mes a mes.
La fluctuación de las hormonas ováricas junto con otros sistemas del organsimo, interactúan durante el cíclo, provocando que las mujeres se sientan de forma diferente dependiendo de la fase del ciclo en la que se enecuentran. Por esta razón, algunos días antes del período, algunas mujeres sufren los siguientes síntomas:
aumento del apetito y ansiedad por los dulces
– aumento de peso por causa de retención de líquido
– distención y dolor abdominal
– cambios del humor
– cefalea, cansancio.

Y estos cambios cíclicos son muy diferentes de una mujer a otra, incluso los cambios hormonales varían en la misma mujer. En este sentido, podemos decir que existe un patrón cíclico, pero no un patrón estandartizado del cíclo femenino. Por eso cada mujer es única, incopiable y especial.

¿Cuándo las mujeres son más propensas a subir de peso?
Las mujeres pueden ganar peso a cualquier edad, pero hay periodos destacados, cuando el reisgo de subir de peso es mayor. Son los cuatro períodos:
– etapa del embarazo (es una etapa crítica para el desarrollo del cuerpo y la salud del bebé)
– adolescencia
– embarazo y lactancia (para la madre)
– menopausia.

Adolescencia
Durante la adolescencia los cambios hormonales (la hormona estrógena) estimulan el tejido adiposo, y el cuerpo de una niña alcanza la figura típica femenina. Las chicas acumulan mas grasa que los chicos, ademas tienen menos masa muscular. No es raro que cuando las adolescentes sufren de baja autoestima, hagan dietas restringidas porque no saben comer sano.
Por eso es importante que la adolescente mejore sus hábitos de alimentación y haga ejercicio para prevenir o tratar el sobrepeso.

Embarazo
El periodo del embarazo es una etapa importante tanto para la madre como para el bebé. Según varios estudios el sobrepeso y los trastornos metabólicos pueden tener origen fetal. Cuando una mujer con soprepeso gana algunos kilos de más durante el embarazo, traspasando los límites de los saludable, se activan los genes responsables del desarollo de la obesidad y los desordenes metabólicos en el bebé.
Los niños que se nutren mal en las etapas tempranas de su vida, mientras están en el útero, tienden a desarrollar sobrepeso, diabetes tipo 2 e hipertensión arterial en la vida adulta.
Un embarazo normal en sí es un factor diabetogénico. Es decir, el metabolismo de una mujer embarazada es similar al metabolismo de una persona con diabetes tipo 2.
Los cambios más significativos en el metabolismo ocurren en la segunda mitad del embarazo debido a las hormonas placentarias que causan el desarollo de la resistencia a la insulina.
Como las mujeres con sobrpeso tienen algún grado de resistencia a la insulina, esta situación se empeora a medida que el embarazo progresa. Y en algunos casos puede llegar a diabetes gestacional.

Consejo. Lo ideal es que una mujer empiece a mejorar sus hábitos de alimentación cuando está pensando en ser mamá.
Es muy importante que una embarazada suba de peso dentro de unos límites saludables. Lo que coma la futura mamá determinará el desarrollo armónico del bebé. Al subir de peso dentro de los límites normales, será más fácil bajarlo después del parto.

Menopausia
Las mujeres adultas, al entrar en la menopausia habitualmente suben de peso. Las causas principales son los cambios hormonales y la disminución de la actividad física.

No es lo mismo mantener el peso a los 20 que a los 50 años. En cada etapa de la vida el cuerpo tiene necesidades particulares.

Reserva ahora para mejorar tu salud, recuperar la energía, equilibrar las funciones hormonales y bajar de peso.

Doctora Galia Shafigullina,
2018