Depresión y ansiedad: dos razones que impiden la pérdida de peso

¿Sabías que la depresión y la ansiedad son comunes entre las personas con sobrepeso, y que ambas son factores que impiden bajar de peso?

¿Por qué?

En las situaciones de estrés, ansiedad o bajo estado de ánimo, algunas personas tienen un deseo fuerte de comer un trozo de chocolate o algo dulce. Al empezar con un trocito, no se paran hasta que no terminan la barra.

En algunos casos, eso se convierte es una adicción al chocolate porque uno no controla ese impulso y obedece a ese deseo imperioso de comer chocolate.

¿Por qué el cuerpo te pide chocolate?

Porque necesitas aliviar la tensión, las emociones negativas, animarte y superar el estrés. Suele suceder también que en las situaciones de estrés o ansiedad el cerebro busca “placer”, y el chocolate actua como un antidepresivo y un calmante verdadero.

Otras “herramientas” que usan las personas para calmar la ansiedad y los nervios son el consumo de tabaco o alcohol. Pero esto tampoco es un hábito saludable.

La serotonina y el estado de ánimo

Una explicación sencilla de los síntomas de la depresión y la ansiedad es la falta de serotonina en el cerebro. Es un neurotransmisor fundamental para el cerebro.
La serotonina nos da la sensación de felicidad, bienestar, satisfacción y seguridad, elimina el estrés y la ansiedad. Es por este motivo que se la llama la hormona de la felicidad.
Nuestro estado emocional depende de los niveles de serotonina en el cerebro.
Cuando se atraviesan cuadros de depresión, en situaciones de estrés o ansiedad, los niveles de serotonina son bajos. Y el chocolate aumenta el nivel de la serotonina en el cerebro, pero el efecto dura poco tiempo y al día siguiente todo se repite.

Los niveles de serotonina fluctúan durante el día, entre las 5 y 6 de la tarde y en la noche tienden a ser bajos. Por eso muchas personas notan que tienen un “bajón”, inquietud o angustia durante ese periodo de tiempo, por lo que buscan un alivio, comiendo chocolate o dulce.

Muchas veces estamos sometidos a un estrés crónico, bien por el trabajo, bien por problemas con la pareja, económicos, etc. En estas situaciones es conveniente aprender a manejar el estrés e informarse de las diferentes alternativas.

Depresión y actividad física

Es usual que cuando las personas están atravesando problemas de ánimo, dejen de hacer ejercicio (gimnasio, bicicleta, trotar, etc). Suelen abandonar las actividades que antes les gustaban. Este es otro factor que puede explicar el aumento de peso durante los periodos de depresión.

Medicamentos antidepresivos influyen en el peso.

Algunos medicamentos que se usan comúnmente para el tratamiento de la depresión pueden tener como efecto secundario el aumento de peso.

Depresión, ansiedad y género

Las mujeres son más propensas que los varones a sufrir depresión y ansiedad, ademas experimentan más situaciones estresantes.

¿Por qué muchas personas sufren cambios de humor, angustia, bajada de ánimo?

Hay muchos factores que influyen en el estado de ánimo, entre estos, se encuentra la genética, los cambios hormonales en mujeres, las situaciones personales, etc. Desde el punto de vista fisiológico del ser humano, el estado de ánimo depende mucho de la alimentación adecuada.

Si no prestas atención a tu dieta, tus horas de comidas son desordenadas y llevas una dieta desbalanceda, tendrás tendencia a sufrir ansiedad y bajada de ánimo. Si estás expuesto a mucho estrés y comes mucho dulce podrías resultar propenso a aumentar de peso de forma acelerada.

Cuando comes mucho dulce o tomas bebidas azucaradas, puedes llegar a manifestar inquietud y ansiedad ya que el exceso de azúcares sobreestimulan el cerebro.
Si a tu cuerpo le faltan nutrientes esenciales como vitaminas o aminoácidos, se producirá un descenso de la serotonina, y tendrá como consecuencia tensión, irritabilidad y ansiedad, así como necesidad de alcohol, tabaco o dulces.

¿Hay alguna herramienta para controlar el estado de ánimo?

Para estabilizar tu estado de ánimo, necesitas mantener una alimentación equilibrada, actividad física y dormir 8 horas para que tu cerebro se recupere.

El chocolate negro sin azúcar que contenga al menos 70% de cacao también puede servir y es una buena alternativa.

Ciertos aminoácidos como 5-HTP ayudan mantener los niveles de serotonina adecuados en el cerebro y un buen equilibrio emocional.

¿Quieres bajar de peso, pero sientes ansiedad por los dulces? ¿No sabes como controlar tu estrés?

Reserva ahora conmigo y te ayudaré a mejorar tu salud.

Dra. Galia Shafigullina,
2018